De acuerdo con su premisa de convertir las ideas y los sueños en realidades sostenibles, LVA desarrolló el plan para el Parque Olímpico Río 2016 como un espacio de alta convivencia, con características de centralidad, un imán para la gente creativa y abierto a la interacción entre personas, el corazón palpitante de Barra da Tijuca, de Recreio, de Jacarepaguá y de Curicica.

 

En un lugar de intenso atractivo por la naturaleza que lo rodea, desde el concepto de "sinapsis", LVA valoró el espacio urbano mediante la creación de edificios de uso diverso y flexible con módulos de gran tamaño comercializables, próximos a los parques y las zonas verdes, así como de los medios de transporte público y de las áreas de convivencia.

 

Fue pensado un Mirador Olímpico de 360 grados como nuevo atractivo turístico de la ciudad, permitiendo observar, desde diferentes alturas, el espectáculo de las montañas. Una vista panorámica inusitada tanto para el visitante como para el residente.

 

 

 

 

Fecha: 2011 | Área: aproximadamente 1.180.000 m²

Tipo: Emprendimietos Urbanos.

 

 

CONCURSO PARQUE OLÍMPICO

VOLTAR